En el marco de la visita de Mauricio Macri a Chile para reunirse con su par de aquel país, Michelle Bachelet, y así conseguir avanzar en un acuerdo comercial entre ambos países, el Presidente apeló de nuevo a un chiste sobre fútbol para distender el encuentro.

Macri afirmó que la relación con Chile es positiva a pesar de que a Argentina le cuesta que le ganen en el fútbol de vez en cuando. “Esa parte es la que no nos gusta, pero hay cosas que van cambiando”, lanzó.

LEER MÁS: Con errores de ortografía, Bullrich justificó la represión en la 9 de Julio

La reacción de Bachelet fue expresada a través de una sonrisa, tal como hizo la canciller de Alemania, Ángela Merkel.

Distinta fue, en su momento, la reacción del presidente Rusia, Vladimir Putin. En la cumbre del G-20, en China, Macri se reunió con Putin y le dijo que Argentina dará el batacazo con Messi en el próximo Mundial que se disputará en ese país. "Lo miró y le preguntó a su interlocutor si lo estaba cargando", contó en ese entonces un funcionario.

Embed

En esta nota