El presidente Mauricio Macri presentará este jueves en el CCK el Plan Nacional de Discapacidad "que lleva como metas concientizar a la comunidad y promover la educación, la salud, el empleo y la accesibilidad para las personas con discapacidad", según se informó oficialmente.

El programa "busca lograr un cambio cultural, que supere la estigmatización y los estereotipos, y avance en acciones de inclusión, heterogeneidad y compromiso comunitario", informó Presidencia a través de un comunicado.

Sin embargo, lejos parecería estar de querer atender las necesidades de las personas con discapacidad cuando desde el Ministerio de Salud de la Nación y el PAMI dilatan la entrega de medicamentos, prótesis y otros insumos, así como mantienen una deuda con las organizaciones que realizan las prestaciones básicas a este grupo de personas.

personas con discapacidad discapacitados Aiepesa

El Foro para la Promoción y Defensa de los Derechos de las Personas con Discapacidad denunció que la cartera sanitaria, conducida por Jorge Lemus, no cumple sus obligaciones tras disponer el año pasado una serie de modificaciones en el modelo de contratación entre la obra social y los prestadores de gran parte del país.

Advierten que el programa Incluir Salud (Ex PROFE), que cubre a más de 30.000 mil personas con discapacidad, es uno de los más afectados.

"Desde hace varios meses no provee adecuadamente prótesis, medicamentos y otros insumos como pañales y sillas de ruedas. Lo hacen todo tan burocrático que es muy desgantante la gestión y, hasta en algunos casos, nunca los entregan. ´Hay que parirla´, dicho en criollo", contó a El Destape Pablo Molero, coordinador del Foro para la Promoción y Defensa de los Derechos de las Personas con Discapacidad.

Además, remarcó, el Ministerio de la Nación "incumple los plazos de pago de las prestaciones adeudando fondos desde octubre de 2016 a la fecha, y tampoco ha dado el aumento acordado con los transportistas de personas con discapacidad".

Por la ley 24901, se reconoció la gratuidad de las prestaciones de salud, educativas y de alimentación y contención a las personas con discapacidad que no pueden atenderse en alguna institución pública. El Estado es quien paga esa prestación a las entidades con o sin fines de lucro, para que la atención esté 100% garantizada.

Con esa prestación, se cubre así un centro de día, un hogar, tratamientos de estimulación y rehabilitación todo a través de organizaciones sociales o privadas. Pero el cumplimiento del pago de esa prestación está en rojo, lo que redunda en un ahogo para las entidades, que salieron a alertar por esta situación, que pone en riesgo la atención a las personas con discapacidad.

"El incumplimiento de estas obligaciones genera inestabilidad a 100.000 familias, que ven afectados sus puestos de trabajo, directa e indirectamente; y pone en riesgo el funcionamiento y sustentabilidad de los servicios y prestaciones, causando el colapso de la salud, la educación, la alimentación, la vivienda y el transporte de miles de personas con discapacidad, advirtió Molero.

deuda discapacidad.jpg

Y abundó en su explicación: "Hay un grave problema que viene del año pasado, pero que se incrementó este año". Según dijo, "siempre hubo atrasos con los pagos. Con el gobierno anterior también ocurría, había que andar insistiendo, y se retrasaban dos o tres meses. Pero con este gobierno se complicó más. Ahora el retraso es de seis meses".

Morelo contó que mantienen numerosas reuniones con las autoridades sanitarias, quienes les aseguran que "dinero hay" pero les exigen "paciencia" para la entrega porque dispusieron digitalizar todos los pedidos.

"Es más burocrático todo, y con el proceso de digitalización de los expedientes demora todo mucho más. Y la realidad es que nosotros debemos seguir atendiendo a las personas, que nos necesitan, y con una deuda de tantos meses se nos está haciendo muy difícil. Algunas instituciones están ahogadas, no pueden pagar impuestos, por ejemplo, lo que suma más deudas", advirtió.

En medio de este panorama, Macri entendió urgente lanzar un programa de comunicación para "concientizar a la comunidad" cuando las necesidades básicas de las personas con discapacidad está desatendidas por parte del Estado, y nada parece que vaya a cambiar, en el corto plazo. "La verdad que hace un poco de agua este anuncio en medio de este panorama", resumió Molero.

En esta nota