Mauricio Macri admitió que es lejano el objetivo de “pobreza cero”, que promovió como su eslogan de campaña en las elecciones presidenciales. No obstante, insistió en que el Gobierno trabaja para llegar a ella en algún momento.

El jefe de Estado opinó que el país asiste a "un cambio fundacional", signado por el cambio de actitud de los propios gobernantes al asumir "responsabilidad frente a tantas ilusiones y demandas que existen en el país".

LEER MÁS: Cómo será el cierre de campaña de Cristina

Sin embargo, sostuvo que no se trata de "un paso milagroso, sino de millones de pasos para llegar a ese lugar que queremos, que es una Argentina con pobreza cero, sin exclusión, de oportunidades". Con esto, cedió la lejanía de conseguir esa meta prometida.

El Presidente sostuvo esas declaraciones al inaugurar obras en el Puente La Noria de Lomas de Zamora, donde se mostró con la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, el intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, y el candidato a senador por Cambiemos en la provincia Esteban Bullrich.

En esta nota