El miércoles pasado una camioneta de color negro de la Policía Federal se estacionó en la esquina de Hipólito Yrigoyen, en la Plaza de los dos Congresos y, desde ahí, oficiales vestidos de civil observaban los movimientos de los docentes que instalaron una escuela itinerante el 11 de abril frente al Congreso para reclamar la apertura de la paritaria nacional.

Con una cámara instalada en la parte trasera y monitores en el interior del vehículo, el gobierno de Mauricio Macri estaba al tanto de lo que ocurría. Los docentes denuncian actividades de espionaje a diario ya que pasan personas a filmar, sacar fotos e insultar y luego se suben a patrulleros.

LEER MÁS: Alonso cruzó a Bullrich por sus dichos sobre las religiones

Desde hace tres días esa camioneta estaba estacionada a metros de la escuela itinerante y hoy la secretaria general de CTERA, Sonia Alesso, se acercó a pedirles que se retiren del lugar. "Tuvimos una represión, tenemos personas filmadas y nos vienen a insultar y se suben a un móvil policial con handing, o sea, servicios", advirtió Alesso al agente. "No estamos filmando porque no grabamos", se excusó el oficial. Al rato, la camioneta abandonó el lugar.

camioneta escuela itinerante.jpg

En la escuela itinerante, que permanecerá en la plaza hasta el 5 de mayo, se realizan todos los días actividades, charlas sobre distintos temas, conciertos y entrevistas a referentes de la educación y de la cultura.

Embed

En esta nota