El ministro de Energía, Juan José Aranguren, aseguró que los aumentos de tarifas de electricidad y gas para 2018 serán "mucho más moderados". Resaltó que debido a las "importantes inversiones" en materia energética "el impacto va a ser menor". El lunes decidió “liberar” el precio de la nafta para que lo determinen las propias petroleras desde el 1 de octubre.

"(La cifra de los aumentos) es algo que tenemos que ver en función de las variables para el año que viene, cuál va a ser el tipo de cambio, cuánto va a ser el costo, que no depende solamente de nosotros, porque los consumos que tenemos para producir gas y electricidad son importados y a su tiempo vamos a poder evaluar cuál es el impacto que tengan las tarifas en ese costo", sostuvo el funcionario nacional.

LEER MÁS: Aranguren liberó el precio de la nafta y ahora lo decidirán las petroleras

En diálogo con periodistas acreditados en la Casa Rosada tras la reunión de Gabinete que encabezó el presidente, Mauricio Macri, el titular de la cartera energética reconoció que el primer tramo de sinceramiento de tarifas "le provocó angustia a mucha parte de la población", aunque resaltó que fue "aplicado con gradualismo y protegiendo a los más vulnerables a partir de la tarifa social federal".

Consultado sobre los aumentos para 2018, Aranguren señaló que "lo que viene es mucho más moderado y es de destacar que mientras esto está ocurriendo se están haciendo importantes inversiones en el país para mejorar la eficiencia del sector energético". "Eso significa que el costo baja y si el costo baja el impacto va ser menor", anticipó el ex presidente ejecutivo de Shell Argentina.

En esta nota