Martín Lousteau negó en el día viernes haber apoyado a Hillary Clinton antes de la elección del pasado martes, en relación a sus declaraciones a la prensa. Sin embargo, el Gobierno Nacional decidió apartarlo de la embajada de Estados Unidos antes de que asuma Trump, con el fin de modificar las relaciones con la nueva gestión.


El triunfo del republicano en las elecciones norteamericanas modificó la estrategia de política internacional del Mauricio Macri, que se había inclinado a favor de la candidatura de Hillary Clinton. En ese contexto, el embajador argentino en los Estados Unidos, Martín Lousteau, dejará Washington antes del 20 de enero, fecha en la que asumirá el sucesor de Barack Obama.

Por el momento el Gobierno aún no ha definido quién será el reemplazante, pero es necesario que la persona elegida tenga vínculo con los republicanos. Algunos de los posibles nombres son: Emilio Cárdenas, Fernando Petrella y Martín Redrado, entre otros. La decisión recae ahora en el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y el secretario de Asuntos Estratégicos, Fulvio Pompeo.