Los vecinos de Hurlingham y el Palomar están llevando a cabo un fuerte reclamo denunciando la instalación de la línea Fly Bondi, empresa vinculada al vicejefe de gabinete Mario Quintana, en una base militar del Palomar que no está habilitada para ello. "Fly Bondi es el nuevo Lapa en el Palomar", dice Lucas Marisi, vecino de la zona y abogado que impulsa la denuncia contra la instalación de la línea aérea.

"Están habilitando ilegalmente a FlyBondi para que realice vuelos comerciales de la base aérea militar del Palomar, pero no es un aeropuerto, como engañosamente se lo presenta", afirma el abogado. Marisi denuncian que la instalación se ha hecho sin los estudios de impacto ambiental, exigidos por la ley nacional general de ambiente N° 25.675 y la ley del ambiente provincial N° 11.723.

El abogado inició junto a su hermano un amparo ambiental en el Juzgado Federal N°2 de San Martín, a cargo de la jueza Martina Isabel Forns. En el mismo, se denuncia la falta de recaudos legales para la instalación de la línea área. La medida además cuenta con el apoyo de todos los concejales de Hurlingham, con excepción de los representantes de Cambiemos.

En junio de este año el Gobierno nacional otorgó a la empresa "low cost" Fly Bondi, la explotación de 85 rutas aéreas. La decisión fue comunicada a través de la Resolución 408-E/2017 del Ministerio de Transporte, que con la firma del ministro Guillermo Dietrich, fue publicada en el Boletín Oficial.

Son varias las irregularidades que atañen al caso y que representan un riesgo para los vecinos de la zona: riesgos para la salud - los gases y micro partículas que liberan los aviones al despegar y aterrizar son cancerígenos -, ruidos insoportables y hasta daño patrimonial. La empresa anunció que para 2018 van a volar 278 vuelos semanales, lo que representa el despegue de un avión cada 30 minutos, mientras que para 2021 el número ascenderá a 549, un avión cada 10 minutos.

La aprobación del uso de la base militar en Palomar no sólo representa un riesgo por la falta de estudios de impacto ambiental, sino por el radio en que estos aviones se manejarán. Para Marisi, FlyBondi podría convertirse en la nueva Lapa, puesto que en a 550 metros de la zona se sitúa el colegio Emáus con 2000 alumnos, mientras que a 650 se encuentra el colegio Mariano Moreno, con más de 1000 chicos.

Otra irregularidad es que la base aérea es un sitio protegido por le Ley de la Memoria, puesto que durante la dictadura ese lugar se usaba para los vuelos de la muerte. La ley 26691 dice que todos estos sitios, por una cuestión de memoria histórica no pueden ser alterados. Fly Bondi podría comenzar a funcionar a partir de diciembre, por eso es importante la decisión que tome la jueza Forns.