Tras la tensa jornada del lunes mientras se trataba la reforma jubilatoria, en distintos barrios porteños y del Gran Buenos Aires miles de vecinos salieron con sus ollas y cacerolas a protestar contra el recorte jubilatorio. También se vieron las protestas varias provincias del país.

Ante los cacerolazos, los trolls funcionales al Gobierno comenzaron a desmentir que las protestas fueran en contra del Gobierno sino que afirmaban que era en apoyo a Mauricio Macri.

La realidad es que los miles de vecinos decidieron salir a la esquina de cada barrio con sus ollas para hacerse oír y repudiar el recorte jubilatorio que implementará Cambiemos.

Embed
Embed
Embed
Embed
Embed
Embed
Embed
Embed
Embed
Embed