El Gobierno pretende desentender a los empresarios del abono obligatorio cuando echan empleados sin causa y también los casos con preaviso. Para esto, en el anteproyecto que le remitió al Congreso propuso que los trabajadores paguen sus propias indemnizaciones por despido.

En el artículo 52 presentado, pide crear un fondo de cese laboral para cada sector. “Las entidades representativas de los empleadores junto con las asociaciones sindicales representativas de los trabajadores podrán establecer a nivel convencional la constitución de un Fondo de Cese Laboral Sectorial para la actividad, con el objeto de asumir la cobertura en materia de preaviso y despido sin causa”, reza el texto redactado por el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, al que accedió El Destape.

Los aportes a este fideicomiso serán negociados entre los gremios patronales y los sindicatos de cada área, lo que dejará en inferioridad de condiciones a los trabajadores, por lo que deberán ser quienes realicen las mayores contribuciones.

LEER MÁS: El Gobierno va a eliminar las horas extras

“El presente sistema sustituye y reemplaza al empleador en el cumplimiento de las obligaciones antes mencionadas, sean directamente aplicables para las reparaciones indemnizatorias por preaviso y despido sin causa, como a las demás modalidades de extinción del vínculo laboral que a ellas se remitan”, cierra el inciso.

Hasta el momento, es el empresario quien debe pagar la indemnización de los empleados que despide, tanto con preaviso como a los que echa sin causa.