El Ministerio de Energía, que dirige Juan José Aranguren, planificó una serie de aumentos del gas, la luz y la nafta. Todos se aplicarán después de las elecciones del 22 de octubre.

El Gobierno tiene previsto convocar a una audiencia pública para un nuevo aumento en el precio del gas a mediados de noviembre. En esa misma fecha se reconocerá otro incremento para transportistas y distribuidoras del producto, así como el ajuste por precios mayoristas por el período abril-noviembre. Según una estimación de Infobae, el alza total será superior al 40%.

LEER MÁS: Antes de un nuevo tarifazo, el Gobierno le dio más fondos a Edenor y Edesur

Además, una resolución de febrero pasado estableció dos aumentos de la luz al año para los hogares de la Ciudad y el conurbano bonaerense. Por lo tanto, a partir de noviembre ascenderá la tarifa, mientras que quedará otra alza para febrero de 2018.

En paralelo al quite de subsidios, las distribuidoras ya cuentan con permiso especial para adecuar sus márgenes de ganancias, con una fórmula de actualización que debe aplicarse cada seis meses, y que este año coincidirá con el alza de noviembre.

A fines de septiembre, Energía comunicó que liberó los precios de los combustibles. A partir de ahí, las empresas petroleras quedaron habilitadas para modificar el precio de venta de la nafta desde octubre. El primer incremento rondaría entre el 8% y el 10%.