El Gobierno pretende sepultar la causa contra el HSBC en la que se investigan 4400 cuentas ocultas en el exterior de las cuales solo 40 estaban declaradas. ¿Con que fin? Para que varios de los involucrados en la causa puedan entrar al blanqueo de capitales. La información fue revelada en el debut del programa El Destape, por C5N.

Entre las personas y entidades que señaladas y que serían salvadas por Mauricio Macri se encuentran la familia Bulgheroni, Clablevisión y Multicanal (del Grupo Clarín), Deutsche Bank, Edesur, el propio HSBC, Pampa Energía (contratante de Edenor), Ricardo Chiantore, Amalia Fortabat y el actual ministro de Hacienda, Alfonso Prat Gay, entre otros.


Embed