Más de un millón de jóvenes no estudia ni trabaja (los llamados "Ni-Ni"). Dentro de ese número "hay más de 700.000 que ni siquiera están intentando insertarse en el mercado laboral", según un estudio de Adecco.

El relevamiento arrojó que casi siete de cada 10 jóvenes argentinos no encuentra trabajo por carecer de experiencia laboral y el 52% de los consultados admite no trabajar de lo que estudió ya que no encuentra empleo en su especialidad.

LEER MÁS: Por caída de las ventas, Arcor le adelantó vacaciones a 400 operarios en Córdoba

En Argentina hay 4,4 millones de jóvenes, de los cuales hay un "24,6% que no estudia ni trabaja" y sobre ese guarismo "hay un 17,3% que no estudia, no trabaja y además no busca empleo". De ese grupo de 700.000 que ni siquiera busca insertarse en el mercado laboral, 589.000 son mujeres y 179.000 hombres.

Del total de jóvenes en el país "un 34,2% trabaja, un 26,7% dedica su tiempo a estudiar, un 10,3% trabaja y estudia, y un 3,3% estudia y busca trabajo". El estudio fue presentado en el Simposio "El Talento Joven y las Perspectivas Sobre el Futuro del Trabajo" realizado en el marco de la visita al país del CEO del Grupo Adecco, Alain Dehaze.

El informe destacó que "la probabilidad de inserción laboral en un empleo formal aumenta entre 20% (mujeres) y 30% (varones) cuando finalizan los estudios formales, acceden a una experiencia formal y participan en un curso de formación profesional".

Asimismo, remarcó que el sector de Software tiene 5,000 puestos sin cubrir cada año. "De 879 empresas relevadas en todo el país, el 69% buscó incorporar personal técnico en los últimos 12 meses y, el 51% tuvo inconvenientes para cubrir el puesto por falta de competencias técnicas de los postulantes o ausencia de candidatos", señaló.

El estudio planteó que "el mayor problema de los jóvenes es no contar con experiencia", pero además, un 14% no posee el título secundario o universitario solicitado, otro 10% no está en el rango de edad, el 5% contó que le piden idiomas y otros que tienen complicaciones con el lugar de trabajo y la cercanía a sus hogares (3%).

En esta nota