Los más de 5.000 laboratorios de análisis clínicos nucleados en la Confederación Unificada Bioquímica de la República Argentina (CUBRA) expresaron su preocupación por tres resoluciones tomadas por PAMI. Consideran que se resentirá la prestación de los servicios bioquímicos a los beneficiarios de todo el país.

Se trata de las resoluciones 0395 del 4 de abril; 0408 del 25 de abril y la 0416 del 27 de abril. Estas dejan sin efecto la modalidad de contratación de pago por prestaciones realizadas y se reemplaza por un sistema de pago “capitado”, estableciéndose al mismo tiempo los valores de dicha cápita.

LEER MÁS: Clínicas anuncian que dejarán de atender PAMI en todo el país

“Esos valores son exiguos considerando la situación económica actual del país, así como los valores de los insumos vitales para realizar las prácticas, ya que dicho ajuste impacta negativamente entre un 40%-50%, sobre lo percibido actualmente”, criticaron.

“También es preocupante que se haya establecido una categorización de los laboratorios que lleva a una evidente desigualdad entre los prestadores de los grandes centros urbanos y los del interior de Argentina”, alertaron.

De acuerdo a la resolución 416/17, los laboratorios categoría A (interior del país) tendrán una cápita aproximada de$ 33, y los laboratorios de categoría B (Grandes centros urbanos), una cápita de $ 55.

“Consideramos que esta nueva modalidad contractual resentirá la prestación de los servicios bioquímicos a los 5 millones de jubilados y pensionados de PAMI de todo el país. Nuestra voluntad es seguir atendiendo al PAMI en todos nuestros laboratorios como lo hemos hecho siempre poniendo el eje en la atención eficiente y la accesibilidad. Pero para ello necesitamos que PAMI, en cada provincia, determine una cápita igual a la que surge de las prestaciones que se realizan en la actualidad”, solicitaron desde CUBRA.

En esta nota