La ex funcionaria menemista María Julia Alsogaray, quien falleció el domingo último, recibió múltiples condenas por hechos den corrupción durante su gestión en los '90.

Alsogaray fue condenada a tres años y medio de prisión por enriquecimiento ilícito; a cuatro años por administración fraudulenta en perjuicio de una administración pública por la privatización de ENTEL; también a cuatro años por la contratación irregular de personal en la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales; y a tres años y seis meses por irregularidades en obras de refacción en el mismo organismo.

Sin embargo, en Intratables edulcoraron su imagen rescatando que fue "un ícono" y "un blanco simbólico".

LEER MÁS: Cómo es el plan del Gobierno para implantar la flexibilización laboral

Santiago del Moro se preguntó si Alsogaray "fue un blanco fácil, porque fue la única que cayó". A lo que el columnista Claudio Savoia respondió: "Un blanco simbólico. María Julia decía que, por no ser peronista, el sistema no la reconoció como propia y fue el primer lastre que se entregó a la Justicia".

Y Del Moro sumó: "Tanto María Julia como Adelina D'alesio de Viola eran los referentes femeninos de lo que era el cambio a fines de los ochenta, de la nueva política. Fue cortar por lo más débil, fue un ícono de los 90".

Embed