A más de un mes de la desaparición forzada de Santiago Maldonado, desde Casa Rosada revelaron la serie de motivos por los que no se apartó a ningún gendarme por la ausencia del artesano.

LEÉ MÁS: Asís sostiene que torturaron a Maldonado "con 10 grados bajo cero" y murió

"La ministra Patricia Bullrich cuenta con el respaldo del presidente Macri", aseguran desde el entorno del Presidente, como pudo confirmar Ámbito Financiero.

"Estamos muy contentos con el trabajo que lidera", respondieron en relación a la guerra contra el narcotráfico y la supuesta reforma de las fuerzas de seguridad.

A eso se le suma la objeción oficial por falta de pruebas en la causa: "Vuelve con fuerza que pudo haber sido la Gendarmería, aunque no hay evidencias concretas al respecto".

"Se ha incautado droga como nunca", explican.

También argumentaron que "a muchos le conviene atar de manos y pies la Gendarmería", mientras señalan a sectores vinculados al narcotráfico y al personal de la Policía Federal.

Una de las justificaciones más alocadas que presenta Liliana Franco es que apartar a los gendarmes beneficiaría a "aquellos involucrados en la causa de la muerte del fiscal Alberto Nisman", ya que Gendarmería presentará a fin de mes las pericias sobre lo ocurrido en el complejo Le Parc.

LEÉ MÁS: Pidieron la indagatoria de Cristina Kirchner por la denuncia de Nisman

Según creen, cualquier apartamiento generaría desconfianza en los informes periciales sobre Nisman que brindará la fuerza. Este argumento de la periodista suena raro ya que no hay "involucrados" en la causa por el fallecimiento del fiscal.

La bondad con la fuerza viene por parte de la propia ministra Bullrich, que ya había incluso sido notificada por el primer momento el director nacional de la Fuerza, el comandante general Gerardo Otero, que si algún efectivo de su fuerza estuvo involucrado en la desaparición de Maldonado, tenía a disposición su pase a retiro, pero ella lo denegó.