Por la disparada de precios y las paritarias que cerraron muy por debajo de la inflación, los estatales precisan un bono de fin de año de hasta $ 19.000 para recuperar el poder adquisitivo perdido.

De acuerdo a un estudio de CEPA, en Santa Cruz los docentes fueron los más relegados, ya que en 2016 perdieron $ 19.232,02. En Mendoza, los provinciales dejaron de ganar el equivalente a $ 18.215,30, mientras que en Neuquén $ 15.698,34, en Corrientes $ 14.001,71, en San Juan $ 12.767,42, en Catamarca $ 12.107,37, en Jujuy $ 9.476 y en Buenos Aires $ 9.092,80.

LEER MÁS: El Gobierno recibe a las ONG por el bono de fin de año

Pese a los números nominales, la mayor pérdida porcentual de poder adquisitivo se dio en Mendoza (-10,86%), y le siguieron Corrientes (9,62%), Catamarca (8,67%) y San Juan (8,02%).

Embed

Estas estimaciones del centro de estudios económico supera ampliamente al bono de $ 2.000 acordado por la CGT e incluso el extra de los estatales nacionales, que será de $ 2.000 para los salarios más bajos y de $ 3.500 para los más elevados.

Sólo en Salta, San Luis, Chaco y Santiago del Estero los educadores mejoraron su situación salarial, aunque levemente.

En esta nota