Por primera vez desde 2001, un presidente asistió al Coloquio de IDEA. Mauricio Macri inauguró el congreso empresario ante un salón repleto de ejecutivos y una Mar del Plata militarizada por el evento.

Con suaves pedidos de apostar al futuro y a la innovación, el discurso del jefe de Estado fue muy bien recibido por los presidentes y gerentes de las más importantes compañías presentes en el país.

"No dio novedades hoy, pero es una excelente noticia tener a un empresario en el cargo máximo del Estado y que quiera mejorar nuestra situación", confió un empresario a El Destape. Otro corporativo, también con pedido de anonimato, escuchó con beneplácito el discurso oficial y agregó que el mayor diálogo con los funcionarios del Gobierno resulta beneficioso "para nuestra empresa pero para todo el país en general".

LEÉ MÁS: El video que Cristina le dedicó a Macri en el acto en Quilmes

Luego de hablar durante cerca de 30 minutos, el mandatario fue ovacionado de pie y por casi un minuto entero.

Afuera del hotel Sheraton donde Macri habló, un triple anillo de seguridad impidió la libre circulación a cualquier marplatense que pasara a cuadras del lugar. Gendarmería, efectivos de la provincia de Buenos Aires, policías locales y grupos especiales vallaron diez cuadras a la redonda.

Esta edición del Coloquio de IDEA cuenta con un récord de 900 inscriptos. Los asociados debieron abonar $ 30.000 y los no socios nada menos que $ 50.000 para compartir cubiertos con el Presidente y participar en el resto de los eventos del congreso.

En esta nota