Empresarios locales advirtieron este jueves que la futura gestión de Donald Trump como presidente de los Estados Unidos estará orientada a impulsar una política comercial más agresiva con los mercados del exterior, al tiempo que anticiparon una dura batalla con China.

El inesperado triunfo de Trump en las elecciones norteamericanas frente a la candidata demócrata Hillary Clinton despertó dudas y preocupaciones entre los empresarios locales, aunque también fueron cautelosos y prefieren esperar el inicio de la gestión.

Embed

El presidente de la Cámara de Exportadores de la República Argentina (CERA), Enrique Mantilla, afirmó que los "mega proyectos comerciales están en problemas" con la elección presidencial de Trump.

Agregó que "la situación del NAFTA es una incógnita" y pronosticó "un aumento general de las tensiones comerciales y muchas fricciones de Estados Unidos con China".

Explicó que "si bien Trump, en lo que respecta a la política comercial, no tiene una propuesta formal y escrita, en varios de sus discursos ha mostrado sus intenciones, entre las que se destaca la ruptura de los acuerdos comerciales existentes".

Recordó que Trump "ha dicho que renegociaría el NAFTA, que impondría aranceles del 35% a las importaciones de México y de un 45% a los productos chinos".

"Como frutilla del postre, sugirió que Estados Unidos podría salir del Sistema Multilateral de Comercio regulado por la OMC", agregó el directivo.

Embed

El presidente de la Cámara Argentina de la Construcción (CAMARCO), Juan Chediack, opinó que la elección de Trump "no afectará" a ese sector, y reconoció que "es muy prematuro" acerca de las consecuencias sobre toda la actividad nacional.

"Todo el mundo está muy sorprendido pero todavía es muy prematuro, a mi entender, para emitir una opinión. Hay que esperar definiciones más claras que las de la campaña y sobre todo que empiece a tomar medidas como Presidente", afirmó.

En esta nota