La cantidad de ejecutivos que considera a la Argentina como atractiva para invertir cayó del 88% al 67% entre enero y octubre, de acuerdo con una encuesta realizada entre empresarios. Desde el inicio de su gestión, el presidente Mauricio Macri hizo una fuerte convocatoria a los inversores para que vuelquen sus capitales en la Argentina y una de esas medidas fue la realización del denominado Davosito que se hizo en el Centro Cultural Kirchner.

Sin embargo, hasta ahora ese llamado no tuvo la repercusión esperada: la inversión registra en el año una baja del 2% en la medición interanual y descendió al 19,8% en comparación con el producto bruto interno.

LEER MÁS: Tras la fallida lluvia de inversiones, ahora Macri hace otra promesa

Según una encuesta de la consultora BDO, bajó de 88% a 67% la cantidad de ejecutivos que observan a la Argentina como destino de sus capitales. Otro dato preocupante es la fuerte caída entre quienes ya no consideran el contexto económico del país como la condición más importante a la hora de hacer proyectos: descendió del 50,8% al 40,4%.

De acuerdo con el relevamiento, descendió del 21,5% a 10,1% la variable de servicios y costos competitivos como factor convocante de los inversores. Por el contrario, creció del 7,7% al 17,6% el número de empresarios que cree que las políticas de promoción e incentivos por actividad pueden hacer subir las inversiones.

Claudio Doller, socio a cargo del área internacional de la consultora, explicó: "No es que ahora haya un clima más pesimista. Creo que a principio de año había demasiado optimismo que luego fue contrastado con la realidad de lo que implica invertir en la Argentina". Agregó que "empresas que quieren hacer proyectos tienen que lidiar con permisos de obra que no salen, tiempos que se estiran para inscribir sociedades".

En cuanto a las zonas para impulsar emprendimientos, el Gran Buenos Aires continúa siendo la más conveniente, con un aumento de 20,4% a 23,4%, mientras que la Ciudad de Buenos Aires retrocedió del 20% al 12,8%.

Según el sondeo, la Patagonia es la zona que se convirtió en más atractiva, con un alza en intención de inversiones que pasó de 7,7% en enero a 17% en octubre. "No fue un año fácil. Los números fueron complicados. Muchas empresas tuvieron caídas en las ventas. Para los directores financieros que reportan al exterior el primer trimestre no fue tan malo pero el segundo y el tercero fueron más complicados y eso hace que las inversiones se analicen con más detenimiento", evaluó el especialista.

En esta nota