Según contaron los propios guardavidas que se manifestaron contra la gobernadora María Eugenia Vidal en Mar del Plata, el conflicto, que varios medios denominaron como un "piquete", fue el desenlace de un acuerdo que no cumplió el área de Ceremonial que organizaba el acto.

Embed

"¡Dijo que nos iba a atender!", se le puede escuchar a uno de los manifestantes en el video que se viralizó. Los bañeros habían negociado que no reclamarían durante el acto, con la condición de poder dialogar con la mandataria provincial después.

Cuando finalizó la inauguración, el auto de Vidal salió por la escalinata de los guardavidas pero no se detuvo y pretendió eludirlos, lo que generó que fueran hasta el vehículo para impedir que se retirara.

Embed

En esta nota