Desde la Asociación de Bancos de la Argentina (ABA) se mostraron contentos con el rumbo económico elegido y realizaron un balance positivo del año de gestión de Mauricio Macri.

"Los cambios introducidos han sido relevantes, y hoy estamos transitando el camino de la normalización necesaria de la economía", opinó Claudio Cesario, presidente de la patronal bancaria, en un brindis de fin de año con periodistas económicos. "Estamos convencidos de que la Argentina, de mantener este rumbo y las reglas de juego, puede sacar ventaja de las oportunidades para atraer nuevas inversiones", analizó.

El organismo opinó que "resulta decisivo racionalizar el sistema tributario, haciendo más eficiente el gasto público, de manera que se liberen las fuerzas productivas de la economía y evite que el costo del ineficiente o del que evade impuestos lo absorba otro". Con esto, embistió contra "la actual cantidad de impuestos distorsivos, las cargas a nivel provincial y municipal para financiar déficit, y una presión impositiva superior a la de la región".

LEER MÁS: Gestión Macri: se aceleraron los despidos en el segundo semestre

"El problema fundamental que enfrenta la Argentina en términos de su equilibrio como sociedad es el enorme déficit fiscal", criticó. A esto le agregó que "el país tiene la carga impositiva más alta de la región". No obstante, Cesario rescató que "el Gobierno se está manejando con la debida prudencia para que la normalización tenga los menores efectos posibles".

El titular de ABA observó un incremento en la demanda de créditos personales, prendarios y las financiaciones con tarjeta de crédito, "que indicarían una recuperación en el nivel de consumo". Sin embargo, esto puede ser también un indicador de que la caída en el poder adquisitivo se intenta compensar con préstamos en el final del año.

Mientras, en la jornada los trabajadores bancarios realizaron una medida de fuerza en reclamo del bono de fin de año, que el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, se niega a homologar. Sergio Palazzo, titular de la Asociación Bancaria, criticó el viernes pasado que el titular de la dependencia pública "cedió a las presiones de los bancos internacionales y suspendió la audiencia".

En esta nota