El jefe de la Asociación Bancaria, Sergio Palazzo, reclamó para los trabajadores del sector un bono de fin de año "un poco mayor" a 4 mil pesos para compensar el efecto de la inflación, en medio de las negociaciones entre el gobierno de Mauricio Macri y la CGT que incluyen una demanda de un plus para empleados y jubilados.

El también líder de la Corriente Federal de esa central obrera confirmó la realización de "asambleas" que afectarán la atención al público en las sucursales para el miércoles y el jueves próximos, durante las tres últimas horas de cada jornada, en demanda de reapertura de paritarias.

Palazzo, consultado por radio La Red sobre si le resultaba razonable un bono de fin de año de 4.000 pesos para los trabajadores, respondió: "Me parece que debería ser, en el caso del sistema financiero, un poco mayor".


El jefe sindical argumentó que a "la actividad financiera" le "está yendo bien" y, en cambio, los trabajadores bancarios perdieron poder adquisitivo de sus respectivos sueldos producto de la inflación.

También recordó que la Asociación Bancaria realizó una demanda al respecto ante el Ministerio de Trabajo de la Nación y las cámaras empresarias del sector sin haber obtenido respuestas. "No lo hicimos a tontas y a ciegas; estaba establecido en el punto 15 de nuestro acuerdo salarial que arrancaba en enero que, si había una variación económica importante, cualquiera de las partes podía pedir la reapertura de paritarias", finalizó Palazzo.

En esta nota