El titular del gremio bancario, Sergio Palazzo, afirmó que "nuestros abogados están evaluando denunciar a Triaca por desacato y por incumplimiento de los deberes de funcionario público, y le transmitiremos a la CGT la posibilidad de denunciar esta situación ante la OIT".
La negociación salarial de este año incluía la reapertura de la paritaria 2016 para compensar la pérdida de poder adquisitivo de ese año y una suma fija de $ 2.000 más un aumento salarial del 10%, equivalente a un aumento del 19,5% para el sueldo inicial, a cuenta de lo que se negocie en la paritaria 2017.
Embed
Pero la negociación entre el sindicato Asociación Bancaria y las cámaras empresariales del sector volvió a empantanarse debido a que el Ministerio de Trabajo sigue sin avalar el acuerdo, por lo que podría recrudecer el conflicto que a fines del año pasado motivó varios paros en las entidades financieras.
Palazzo expresó: "El número final de la paritaria bancaria no le había gustado al Gobierno. Nos presentamos a la Justicia y nos dio la razón: le ordenó al Gobierno no interferir". Y agregó: "Triaca ilegalmente convocó a los banqueros para interferir en el acuerdo.
Todo el hecho sucedió porque la cartera que conduce Jorge Triaca no homologó el acuerdo negociado entre el gremio y los bancos, y enterada de esta decisión La Bancaria intimó al pago, advirtiendo que podría iniciar acciones gremiales y legales. "Este es un Gobierno de ricos y para los ricos, es palpable", cerró Palazzo.