Los porteños pagan más caros los alimentos que en el resto del país. Al tomar como referencia 10 productos de una canasta básica alimentaria, las provincias del norte tienen las opciones más económicas.

Embed

En un sondeo por seis ciudades, mediante el programa Precios Claros, que funciona bajo la órbita de la Dirección Nacional de Defensa del Consumidor, Ámbito Financiero detectó que en todos los productos comparados, los supermercados de la Ciudad de Buenos Aires cuentan con los precios más caros, seguido en la mayoría de los casos por Santa Fe, Córdoba y Río Gallegos.

De la canasta básica el único producto que parece quedar exento de esta realidad es la leche, por la versión larga vida descremada de la marca "La Serenísima". En Santa Fe, provincia generadora de este producto, se paga un 13% más que en la Capital. Mientras en el barrio porteño de Palermo el precio más caro publicado por la aplicación es de $ 30, en Santa Fe llega a $ 34, alcanzando el tope en la provincia de Córdoba en donde por el mismo artículo se paga hasta $ 35.

El aceite es uno de los productos que más brecha porcentual presentó. Mientras en CABA se paga $ 88,55 por una variedad mezcla girasol y oliva en un tamaño de 900 mililitros de marca Natura, en Tucumán por el mismo producto se paga hasta $ 75. Lo mismo sucede con el vino, que cómo es lógico se consigue más barato en la provincia de Salta que en la ciudad de Buenos Aires.

El relevamiento publicado por el matutino tiene en cuenta los precios de los productos en la Ciudad de Buenos Aires, Córdoba, San Miguel de Tucumán, Salta capital, Río Gallegos y Santa Fe.