Durante 2017 la gente comenzó a consumir menos televisión. El acumulado por los cinco canales de aire bajó tres puntos con respecto a 2016. Dentro de esos resultados, el canal que más público perdió fue la TV Pública.

Según publicó Emanuel Respighi en Página/12, el canal que se encuentra bajo la órbita de Hernán Lombardi fue el que más se apagó: de los 1,6 puntos que midió en 2016 pasó a los 1,2 de 2017, teniendo una baja en su audiencia del 25 por ciento en el último año.

"El dato al que debería prestarle atención toda la industria televisiva argentina es el que señala que el año que acaba de terminar fue el del más bajo encendido para la TV abierta desde que el mercado homologó a Ibope como única medidora de audiencia", explicó Respighi.

Mientras en 2016 el encendido fue de 26, 1 puntos, en 2017 ese número bajó a 23,1. En tan solo un año, la televisión abierta perdió el 11,5 por ciento de audiencia.

En esta nota