El titular del Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos, Hernán Lombardi, defendió su decisión de no renovar los contratos de 600 empleados del Centro Cultural Kirchner (CCK), al tiempo que advirtió que "en la Argentina que se viene no va a haber más 'ñoquis'".

"El 85 por ciento de la gente entró al CCK a través de convenios con universidades y nosotros dimos de baja esa práctica anómala porque las universidades, que está muy bien que tengan convenios de asistencia técnica, no pueden ser una agencia de contratación de personal en negro", enfatizó Lombardi en diálogo con radio Mitre.

También explicó que dentro de las diversas áreas que él dirige hay "lugares que están mejor y otros están peor, pero hay lugares donde el desorden es generalizado", y precisó que se está realizando una "auditoría a fondo" y que "cada ilegalidad" que se encuentre será presentada en la Justicia.

En cuanto a los cambios producidos en Radio Nacional y la TV Pública, Lombardi apuntó contra el programa de la productora Pensado Para Televisión, 678: "Los conductores estaban desperdigados en toda la programación y ganaban cifras que no las gana nadie en la Argentina. Los defensores del Estado privatizaron el prime time y se hicieron pagar sueldos altísimos. Son situaciones escandalosas. No va a tener más lugar los lugares donde se incitaba al linchamiento. Bienvenida la gente que piensa diferente", disparó el funcionario.