Una de las pocas producciones no sojeras, florecientes de las economías regionales del agro Argentino es la del limón. En 2016, se produjeron en la provincia un total de 1.300.000 toneladas de limones, de las cuales un total de 263 mil fueron exportadas, según datos aportados por el Instituto de Desarrollo Productivo de Tucumán (Idept).

Actualmente, se vende a distintas partes del mundo, muy en especial a Europa como fruta o transformada en aceites esenciales, jugo concentrado y cascara deshidratada. Y el resto queda en el mercado interno.

El área sembrada en la Argentina con limoneros alcanza las 50.000 hectáreas, de las cuales el 90% se encuentra en Tucumán (el restante 10% se distribuye entre Salta, Jujuy y Corrientes).

Embed

En este marco, trabajadores limoneros de Tucumán realizaron una protesta para advertir las precarias condiciones laborales a las que son sometidos en medio de las negociaciones paritarias, que se encuentran empantanadas.

Los más de 50 mil cosecheros y embaladores que producen la fruta, que se encuentran en negro y tercerizados en la gran mayoría de los empaques y fincas y hasta manejados por mafias de contratistas y de punteros del estado, recibieron como oferta un 29% de aumento en 2 cuotas.

Los trabajadores tienen, en general un salario de bolsillo de $7.684 mensuales para una jornada de ocho horas diarias (la mitad de la canasta de pobreza provincial) y un compuesto salarial mayormente variable (70%) que promueve cada vez más intensos ritmos de trabajo. Las jornadas sin problemas se estiran a las trece y hasta catorce horas en las cosechas del interior.

"Durante la temporada Citrícola 2016 percibimos sueldo promedio de solo 5000 pesos, y además en condiciones de trabajo terribles", denunciaron los trabajadores.

Toda esta situación estalló ahora durante las tratativas paritarias. además del acuerdo firmado la semana pasada con el gobierno de Donald Trump.

La Asociación Tucumana del Citrus fijó el techo salarial planteado por Macri y ofreció un 18 % de inicio en marzo más un 3 % en Julio, monto y fecha inaceptable porque en agosto termina la temporada.

El Movimiento de Obreros Rurales 8 de Octubre, lanzó un paro. La medida puso en estado de alerta a las empresas que ofrecieron un 29 % a partir marzo dividido en fijo y variable. Lo que transforma el aumento en poco menos del 26 % para la parte variable que es la más importante por ser a destajo, (por unidad cosechada).

Fue rechazada y se lanzó el paro. En este momento se encuentran cortadas las principales rutas por 34 cortes de ruta y bloqueados los empaques y fábricas de las empresas más importantes.

Citrícola San Miguel, Citrusvil, Argenti, Lemos, Citromax, que representan el 70 % de la producción Citrícola.

El paro es por tiempo indeterminado, por el 34 % de aumento en Jornal unificado, eliminando la modalidad de fijo y variable. Hasta este momento no hay novedades de reinicio del diálogo. Y siguen cortas las rutas a pesar de la lloviznas.