Un total de 30 de los 31 detenidos el último viernes tras la represión en Plaza de Mayo luego de la marcha por Santiago Maldonado recuperaron la libertad en las últimas horas del domingo. Solo un ciudadano, de origen venezolano o colombiano y que no formaba parte de la manifestación, quedó en la cárcel por problemas con su documentación.

El juez Marcelo Martínez de Giorgi, a cargo de la causa, les tomó declaración indagatoria el último domingo y tras ello, decidió su liberación. Luego de las audiencias, el juez se entrevistó con un grupo de representantes del Encuentro, Memoria, Verdad y Justicia, a quienes les habría anticipado su conformidad para dictar la excarcelaciones de los acusados a la brevedad.

Pasadas las 22:00, 30 de los 31 detenidos empezaron a ser liberados y solo quedó apresado un hombre que presentó un documento falso durante la declaración indagatoria. En ese sentido sostuvo en un principio que era de origen venezolano pero frente al juez aseguró ser colombiano, por lo que la Policía Federal se encuentra averiguando su verdadera identidad.

LEE MÁS "El video que muestra la cruel represión y detención a periodistas"

María del Carmen Verdú, de la Coordinadora Contra la Represión Policial e Institucional (Correpi), reveló que durante la reunión se le hicieron al magistrado una "serie de señalamientos" que a su juicio permitirían ver que se trató de "causas armadas por la policía". "Nos manifestó su voluntad de ordenar las excarcelaciones de forma inmediata", aseguró la integrante de la organización de Derechos Humanos en diálogo con la prensa en la puerta de Comodoro Py. "El propio juez ha reconocido que no tiene elementos para sostener la detención", agregó Verdú, que agradeció la influencia que tuvieron los medios para que la jornada de audiencias se adelantara un día.

Entre los detenidos había tres periodistas que estaban cubriendo la masiva marcha que se realizó en Plaza de Mayo para pedir por la aparición con vida de Santiago Maldonado. El joven no da señales de vida desde el 1 de agosto, cuando referentes de la comunidad mapuche aseguran haberlo visto detenido por la Gendarmería tras la represión que esa fuerza llevó a cabo en la ruta 40, provincia de Chubut.

Los manifestantes, que estaban alojados en cuatro dependencias policiales de la Ciudad de Buenos Aires, están acusados de haber cometido los delitos de "intimidación pública y atentado y resistencia a la autoridad". Una docena de los detenidos habían sido derivados a la Comisaría 12, del barrio porteño de Caballito; siete a la Comisaría 15, de Retiro; y 14 a la Comisaría 30, de Barracas.

LEE MÁS "Cómo opera el PRO con el caso Maldonado"