Un diputado le solicitó al ministro de Salud, Jorge Lemus, que reparta los 60.000 paquetes del plan Qunita que almacena hace más de un año por supuesta peligrosidad. En su momento, le había realizado un requerimiento similar al juez Claudio Bonadio, quien lleva la causa penal y determinó sean guardados.

A través de una carta, Martín Doñate, representante del Frente Para la Victoria por Río Negro, le requirió a Lemus que instrumente los mecanismos institucionales que correspondan para que los kits sean entregados a las familias de recién nacidos en su provincia.

Entre sus fundamentos, según pudo saber El Destape, Doñate explicó que Finlandia exporta a los Estados Unidos cunas de cartón, similares a las de madera inventadas y fabricadas en la Argentina y repartidas por el Estado hasta 2015. Las locales incluso contaban con sábanas, acolchado, toallón, mudas de ropa y juguetes.

LEER MÁS: Oficial: el Gobierno gasta $ 770.000 todos los meses para guardar los kits Qunita

Según escribió el legislador nacional del FPV-PJ, “en Río Negro se entregaron varios kits en hospitales y jamás hubo una sola queja. Al contrario, fue reivindicado por todos los profesionales”.

En abril del año pasado, Bonadio mandó almacenar todas las Qunitas adquiridas por el Estado y aún no repartidas. Doñate también requirió al juez el reparto de las cunas, pero le fue negado.

En agosto, Bonadio ordenó su incineración por “inseguras”, pero sólo un mes después cambió de opinión y decidió entregárselas al Ministerio de Salud para que decida su destino final. "No es necesario ser ingeniero para advertir los riesgos que conllevan para un bebé recién nacido los bordes filosos, las aristas vivas, o entre otras cosas, un componente de la cinta que puede ser desmontado, cuyo tamaño es peligroso al alcance del bebé", dijo el juez federal.

El Gobierno gasta $ 770.000 mensuales para mantener las cunas. El jefe de Gabinete, Marcos Peña, informó al Congreso que le pedirá a la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE) su custodia momentánea, para ahorrar el excesivo gasto.

En esta nota