En una inesperada movida, la Oficina Anticorrupción se presentó a la Justicia para desistir de ser querellante en la causa que investiga el presunto enriquecimiento ilícito del ex ministro de Justicia durante el gobierno de Carlos Menem, Raúl Granillo Ocampo.

LEE MÁS "La sexy respuesta de una panelista de 678 a la denuncia de Laura Alonso"

En una nota que envió al Tribunal Oral Federal 4, la oficina que conduce la verborrágica Laura Alonso notificó que desistía de impulsar la causa contra el ex funcionario menemista porque, aseguran, no se encuentran "en condiciones de afrontar en forma simultánea dos juicios simultáneos, el trámite diario de las investigaciones que se nos han asignado y el impulso del resto de las querellas en las que hemos sido designados".

Alonso ha impulsado distintas causas contra funcionarios kirchneristas. La última: una investigación sobre los PNT que la ANSES pautó en el programa 678, que se transmitió en la TV Pública hasta fines de 2015.

Embed

Según el blog Palabras de Derecho, los funcionarios de la OA Ignacio Irigaray y Omar Sosa notificaron esto respaldados por una reciente resolución de la oficina, que se emitió el 28 de mayo de este año. Es decir: el último domingo.

Allí, Laura Alonso ordena desistir de las querellas "en la causa 1724", la denuncia contra Granillo Ocampo, que investiga un crecimiento injustificado en su patrimonio por 1,3 millón de dólares y que fue procesado en primera instancia en el año 2004, hace ya 13 años.

Precisamente, Alonso se hizo conocida a fines de los '90 como miembro de la ONG Poder Ciudadano abogaba por mayor transparencia durante el gobierno de Carlos Menem. La funcionaria de origen radical luego confesó que se enamoraría de Mauricio Macri y lo defendió cuando se difundieron los Panamá Papers al afirmar que "tener una empresa offshore no es técnicamente un delito".

Embed