El Consejo Interuniversitario Nacional (CIN) cuestionó las denuncias del fiscal Guillermo Marijuán, quien buscó imputar a casi todo el sistema universitario por una supuesta malversación de fondos.


"Lejos de aclarar y puntualizar procederes que podrían ser materia de investigación, resultan un ataque generalizado al sistema de educación superior pública de nuestro país", afirmó el CIN.

Las acusaciones de Marijuán abarcaron a 52 universidades nacionales en las que pidió que se investigue si los fondos girados por el Estado nacional durante el mandato de Cristina Kirchner fueron destinados a los fines previstos.

El organismo que nuclea a los rectores de todas las universidades nacionales recordó que los presupuestos de las casas de estudio son aprobados por ley del Congreso Nacional y "en todos los casos resultan ejecutados bajo normativas claras, estrictas y con procesos de absoluta transparencia, sometidos a procesos de auditoría, tanto interna como externa".

Guillermo Marijuan

Los rectores plantearon que esperan que "se pueda avanzar en la elucidación de estas denuncias genéricas", a las que calificaron como "una agresión a la identidad misma de la universidad pública".

"Esperamos que, en momentos en que se encuentra abierta la discusión presupuestaria en el Congreso Nacional, esta denuncia indiscriminada y con argumentaciones generales no afecte el necesario marco de equilibrio en la distribución de los recursos", advirtieron los rectores.