El presidente, Mauricio Macri, aceptó ser evaluado por su lucha contra la pobreza, pero recién después de haber realizado un enorme ajuste en sus primeros diez meses de gobierno.

LEER MÁS: La industria y la construcción se volvieron a hundir en agosto

El INDEC dio a conocer el miércoles que uno de cada tres argentinos es pobre. El mandatario pidió que su gestión se analice recién luego de esto.

Sin embargo, en lugar de combatir la pobreza, desde diciembre el Gobierno:

1- Devaluó 50% el peso.

2- Duplicó la inflación y bajó el poder adquisitivo del salario.

3- Aumentó 45% el boleto del transporte.

4- Por la quita de subsidios, subió 800% el gas, el agua y al menos 400% la luz.

5- Le pagó a los fondos buitre la totalidad de lo reclamado.

6- Le eliminó o recortó las retenciones al campo y a la minería.

En esta nota