El jefe de Gabinete, Marcos Peña, brindó una entrevista al diario Tiempo Argentino en donde salió a defender al Gobierno luego de un diciembre caliente, con la reforma previsional y la devaluación del dólar. En más de una ocasión, el ministro coordinador dejó definiciones para la polémica.

Peña tuvo que responder, por ejemplo, por qué varios de sus funcionarios tienen bienes en dólares en el exterior, justo en el mes en el que el dólar subió de 17,5 a 18,95 en pocos días, o sobre el accionar represivo en los casos de Santiago Maldonado y Rafael Nahuel. También, sobre los datos económicos, como el creciente déficit fiscal y las marchas contra la reforma previsional que el Congreso aprobó gracias al pacto de la Casa Rosada y los gobernadores.

1-Sobre la devaluación y el patrimonio de los funcionarios en el extranjero:

Insisto, no es correcta la apreciación del diez por ciento, porque cuando ves el cambio real, hubo más inflación que apreciación del peso. El peso está apreciado en relación al dólar. Justamente hemos roto la dinámica de la presión devaluadora de distintos tipos para romper esa inercia de que haya ganadores o perdedores especulando con el tipo de cambio.

¿El gobierno revisará que buena parte de sus ministros tienen su patrimonio en dólares o en el extranjero?

-Hay casos y casos, no todos son lo mismo. No comparto esa afirmación de generalizar. En el PRO lo más importante es la transparencia absoluta, que estén presentadas las declaraciones juradas, y el mayor compromiso de los funcionarios es trabajar para que la Argentina salga adelante.

2-Sobre la reforma previsional y la necesidad de buscar recursos en otros lados:

Son discusiones paralelas y distintas. Necesitamos generar trabajo formal y en cantidad. Está la hipocresía de un sistema laboral, como el vigente, con una parte de los trabajadores que tienen cobertura, derechos y protección y una enorme cantidad que no la tienen. Eso lo tenemos que corregir.

3-Sobre la reforma laboral y su promesa de que no iba a haber cambios en las jubilaciones:

La tranquilidad de que no hay una reforma a la brasileña es que hemos consensuado una reforma con la CGT que es beneficiosa para la creación de trabajo formal y de calidad.

4-Sobre los indicadores económicos que están peor que en 2015:

-De ninguna manera creo que los indicadores sean peores. El déficit primario no. En el 2015 no había Presupuesto, y hubo una rectificación del 20% del déficit. En un país donde no había datos de nada y teníamos una cantidad enorme de pasivos no computados, entre ellos el default o la deuda con los jubilados, que estamos pagando nosotros con la Reparación. Todo eso nos lleva a entender que el déficit era superior al de hoy.

-Ministro, en los prospectos que el gobierno llevó a los road show de deuda reconocía un déficit de 2015 de 4,5 por ciento mientras que ahora es de 6,5. Los propios datos del gobierno muestran que está peor.

-Por más que agarren algún elemento puntual, creemos que hay una caída del déficit.

5-Sobre Santiago Maldonado:

-Es interesante… El caso Maldonado nos enseña sobre la necesidad de ser prudentes, de no salir a hacer campañas de difamación en base a información que después resultó ser mentira. Hoy ya está probado que hubo información que no se verificó en la realidad.

El caso no está resuelto, pero está claro que Santiago Maldonado no estaba en ese río pescando. Y que la primera reacción del gobierno fue proteger a la Gendarmería

-No es cierto. Desde el primer momento se separó a la Gendarmería de la investigación, intervinieron los equipos de violencia institucional, se buscó trabajar con el juez… Ahora la versión que se quiso instalar no fue la realidad, no hubo desaparición forzada.

6-El caso Rafael Nahuel:

-Cuando uno tiene un preconcepto fácilmente se puede confirmar el pre concepto. Confiemos en la justicia y en las instituciones.

-Pero en el caso Nahuel la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, buscó respaldar a efectivos del grupo Albatros y las pericias mostraron que hay un involucramiento de la fuerza en ese lugar.

-Eso es falso. La intervención fue ordenada por la justicia en un operativo donde los prefectos nada de lo que hicieron fue fuera del marco judicial. Fueron a un operativo como auxiliares de la justicia y luego cuentan la visión del tema, entregan las armas, no fue clandestino. Y además pasaron cinco o seis días hasta hacer la pericia del lugar. Si el operativo judicial indica que esos prefectos hicieron mal las cosas y asesinaron a Nahuel, tendrán que tener todo el castigo de la ley. Ahora, ¿qué pasa si después se refleja que no era así?