Las PYMES le reclamaron al Gobierno que declare la emergencia económica, ante la caída del mercado interno, la suba de importaciones y los nuevos tarifazos.

El economista Martín Burgos, quien participó del encuentro, observó que el sector extractivo y el financiero son beneficiados por las políticas oficiales, mientas que las Pymes y los trabajadores sienten los efectos negativos del modelo económico.

“Con Lebacs a 27%, el gran negocio es pedir prestado afuera al 2%, colocar esa plata en la Argentina y llevarse la diferencia incrementada en dólares. Ese mecanismo no genera inversión productiva ni empleo y exige un tipo de cambio ‘planchado’, lo que termina perjudicando a la industria”, explicó el economista. “Al mismo tiempo, para bajar la inflación también se apuesta a las importaciones. Muchas Pymes están debiendo vender el stock por debajo del costo para poder sostenerse, ya que no pueden competir con los precios del exterior; otras, deben despedir empleados o directamente cerrar o ‘reconvertirse’ hacia actividades que no generan empleo”.

LEER MÁS: Para el INDEC bajó la pobreza a pesar de la alta inflación

En cuanto a las perspectivas que se abren, destacó que “la falta de inversiones productivas, las exenciones impositivas a sectores extractivos, como el agro y la minería, la constante salida de divisas, el déficit récord en la balanza comercial a causa de las importaciones, todo esto lleva que el creciente gasto del Estado se cubra con endeudamiento externo en dólares, y en consecuencia habrá mayores niveles de ajuste del gasto. El presupuesto 2018 es una muestra de que se pretende consolidar estas políticas”.

Desde APYME llamaron a incrementar la participación empresarial para debatir otro modelo, orientado hacia el mercado interno, la industria y la producción nacional, y exigir medidas de emergencia para el sector, en particular ante la perspectiva de nuevos aumentos de tarifas después de octubre, junto con la liberación del precio de los combustibles.

En esta nota