En las 500 corporaciones más grandes del mundo, sólo el 4% de los cargos ejecutivos están ocupados por mujeres. En América Latina la cifra se recorta a nada más que el 2. Esto motivó a que el Coloquio de IDEA organice un panel sobre la diversidad de género.

La moderadora, Mercedes D'Alessandro, les brindó las estadísticas a los cerca de 900 asistentes. Entre las corporaciones asociadas al congreso, empresarias son 12 de cada 100. La doctora en economía explicó que las mujeres tienen un doble o triple desafío, ya que además de compatibilizar la vida laboral con la familiar, existe una enorme brecha salarial y micromachismo dentro de las compañías.


El titular de almundo.com, Juan Pablo Lafosse, consideró que esta diferencia de sueldos "responde, en parte, a un hecho histórico de 'el hombre proveedor'". Respecto a la ampliación de la ley de cupo femenino recientemente aprobada en la provincia de Buenos Aires, Lafosse se mostró a favor y estimó que "no está bien que las mujeres no estén representadas proporcionalmente, ya que suman diversidad" dentro de las legislaturas".

En tanto, el presidente y gerente general de IBM Argentina, Roberto Alexander, no compartió la mirada sobre el piso femenino, sino que se inclinó por "generar las condiciones de igualdad de oportunidades".
Alexander explicó que, para incentivar la retención y crecimiento de mujeres en la corporación tecnológica se prevén salas de lactancia, licencias extendidas y trabajo de manera remota y flexible.

En esta nota