La bicicleta financiera creada por el Banco Central aumenta a niveles astronómicos. Este martes el monto en Lebacs alcanzó la friolera de 843 mil millones de pesos y se amplió en relación a la semana pasada. Además, subió la tasa de interés a 25,5%, mientras el tipo de cambio de referencia del BCRA se mantiene en torno a los $15,45 por dólar.

Tanto ha crecido el stock de Lebacs que ya representa el equivalente a 175 meses de lo que se paga por la Asignación Universal por Hijo. Según los últimos datos de la ANSES, en junio del año pasado había 3,8 millones de beneficiarios que hoy cobran 1.243 pesos. Esto representa 14 años y 6 meses del beneficio asegurado.

Asimismo, el pasivo no monetario del Banco Central ya equivale a todo lo que gastó la economía argentina en importaciones durante 2016 (U$S 55,6 mil millones), a casi lo que recibió por exportaciones en el mismo año (U$S 57,7 mil millones) y a casi la mitad del Presupuesto 2017. Con ese dinero, el Estado podría adquirir, en conjunto, el 100% de YPF (U$S 9.470 millones), Mercado Libre (U$S 12 mil millones) y Tenaris (U$S 18,6 mil millones), del grupo Techint, y aun así le sobraría dinero.

Embed

Supera, además, a las reservas del propio Banco Central (U$S48 mil millones). Con ese dinero se abonaría además el total de los salarios registrados del sector privado (6,4 millones de trabajadores) durante 7 meses. Según el INDEC, el promedio de la remuneración neta es de $17.741.

La combinación de alto interés y tipo de cambio bajo y estable seduce a inversores especulativos de aquí y el exterior, que ven la posibilidad de obtener un buen rédito en poco tiempo. La contrapartida es la dificultad de acceso al crédito tanto para el consumo como para la inversión y cómo afecta esto a la economía real, la que verdaderamente genera empleo.