Las importaciones escalaron 16,4% en marzo a U$S 5.468 millones, mientras que las exportaciones subieron sólo 2,3% a U$S 4.527 millones, según el INDEC. De esta manera, la balanza comercial registró un déficit de U$S 941 millones, un 243% superior al que se produjo el mismo mes del año pasado, de tan sólo U$S 274 millones.

"El aumento del déficit comercial de marzo puede explicarse mayoritariamente por la combinación de la caída de las exportaciones de productos primarios, principalmente cereales, con el fuerte incremento de importaciones de materiales de transporte, sumado a la soja proveniente de Paraguay para industrializar", explicó el organismo estadístico oficial.

LEER MÁS: Oficial: la economía volvió a desplomarse en febrero

El incremento de las compras en el exterior se compone de un alza de 5,2% en los precios, mientras que las cantidades adquiridas subieron 10,6%. Computando cantidades, el INDEC indicó incrementos de 63,9% en vehículos automotores, 19,6 en bienes de consumo, 31,7% en bienes de capital, y 9,7% en bienes intermedios. En tanto, hubo bajas de 35,9% en combustibles y 7,9% en piezas y accesorios para bienes de capital.

Si se observa la composición de las importaciones (en este caso por valor) y en referencia a los sectores sensibles de la economía se verifica una suba de 90,9% en materiales textiles (U$S 84 millones), de 25,9% en calzado (U$S 73 millones) y de 46,7% en productos alimenticios (U$S 88 millones).

En lo que respecta a las exportaciones, la suba de 2,3% es producto de una suba de precios de 6,5%, mientras que las cantidades cayeron 3,9%. Por cantidades, la venta de productos primarios cayó 21% y la de combustible y energía 15%, mientras que las manufacturas de origen industrial subieron 10,9% y la de origen agropecuario 0,9%.

Los principales socios comerciales de la Argentina fueron Brasil, China y Estados Unidos, y en todos los casos el balance comercial fue deficitario para el país. El desequilibrio con Brasil fue de U$S 759 millones, por exportaciones por U$S 798 millones e importaciones por U$S 1.557 millones.

Con China el desfase fue de U$S 736 millones, por ventas por U$S 178 millones y compras por U$S 914 millones. En tanto, con Estados Unidos el déficit fue de U$S 224 millones, por exportaciones por U$S 294 millones e importaciones por U$S 518 millones.

En esta nota