El diario Página 12 publicó en su edición de este jueves las imágenes que prueban que el diariero de Le Parc ingresó al edificio a las 8.48 y llegó al piso de Alberto Nisman a las 9 de la mañana, desmontando así la hipótesis del fiscal Taiano y el juez Ercolini, quienes sostuvieron que el fiscal fallecido no pudo haber ingresado a leer los diarios en forma online en su computadora ya que los en realidad los tenía en versión papel. la puerta de su domicilio.

Según publicó el periodista Raúl Kollman, el juez Julián Ercolini había señalado en la página 28 de su resolución sobre la muerte de Alberto Nisman que el diariero Guido Bernabé Miranda entregó los diarios en los departamentos del piso 13, en el que vivía el fiscal, entre las 7.15 y 7.30.

De esta forma, interpretaron que Nisman seguramente no leyó los diarios en su computadora, como indican los registros, ya que los diarios estaban en la puerta de su departamento y los hubiera agarrado.

Sin embargo, el juez y el fiscal no le prestaron atención a las imágenes tomadas por la cámara de seguridad del ascensor de servicio, donde se puede ver con claridad que el diariero arranca la distribución en las torres a las 8.48 y que entrega en el piso 13 a las 9.00.

Tanto el juez como el fiscal pasaron por alto los movimientos que hizo Nisman en su computadora en la mañana del 18 de enero de 2015, día en que –a la noche– apareció el cuerpo en el baño.

El fiscal navegó por distintas páginas de Internet desde las 7.01.51, o sea siete horas, un minuto, 51 segundos, hasta las 7.50, cuando googleó la palabra psicodelia. Unos instantes antes, a través de la portada de Infobae, entró a la sección Espiritualidad y allí dedicó varios minutos a leer la nota, posteada por el periodista Claudio María Domínguez, La conmovedora y sublime experiencia de una muerte clínica , sobre un hombre que volvió de la muerte.