El precio de las combis entre el conurbano y Capital Federal subió 20% este año. Los servicios transportan diariamente a cerca de 150.000 personas. El incremento se explica por la inflación y la disparada de los combustibles y de los peajes.

Los pasajes sueltos cuestan $ 100, en promedio. Para los pasajeros frecuentes, 40 viajes cuestan hasta unos $ 3.600; a razón de $ 180 por día para viajar ida y vuelta, reveló Clarín.

LEER MÁS: INDEC: la pobreza alcanzó el 30,3% en 2016

"Hubo aumentos del 20% en las empresas que deben circular por autopista, como la Panamericana o el Acceso Oeste. En las que vienen del sur por Hipólito Yrigoyen, por ejemplo, no hubo cambios. Nos afectó la suba de peajes sobre todo con las nuevas tarifas para las horas pico, que es justamente cuando más trabajamos. Por eso estamos charlando con autoridades nacionales y porteñas para ver si podemos tener un peaje diferencial", aseguró Luis Brisighelli, presidente de la Cámara de Empresas de Transporte Ocasional (CETO), al matutino porteño.

Desde mediados de febrero hubo subas de hasta el 83% en las autopistas porteñas y de hasta el 100% en los accesos a la Ciudad, donde además se establecieron nuevas horas "Congestión", "Pico" y "Valle", con precios diferenciados.

El otro costo que presionó para una suba de las tarifas fue el combustible, que se encareció un 8% en enero. Las combis son un servicio completamente libre, sin ningún subsidio en las naftas, la renovación de los vehículos o el precio de los boletos. Y cómo hay muchas empresas que cubren los distintos ramales, compiten con puntualidad, coches en buen estado, aire acondicionado y otros servicios.

En esta nota