Los diputados Rodolfo Tailhade y Juan Cabandié ampliaron este miércoles la denuncia en la que se investiga el origen de los fondos que le robaron a la vicepresidenta Gabriela Michetti el pasado 22 de noviembre, en donde refutaron los argumentos esgrimidos en el escrito presentado por la defensa el viernes y solicitaron nuevas medidas de prueba.

Dentro de la batería de medidas solicitada por los denunciantes se destaca el pedido para que la AFIP le remita al juzgado de Ariel Lijo las declaraciones juradas correspondientes a los supuestos donantes que informó Michetti, diez meses más tarde, a través de su escrito de defensa, al tiempo que se pidió citar a declaración testimonial a su hijo, Lautaro Cura, para esclarecer el origen y el destino de los USD 50.000 que también le sustrajeron a la vice la noche del triunfo electoral.


Sin embargo, los denunciantes también aportaron el nombre de una nueva y polémica organización que tendría una estructura similar a las que ya están siendo investigadas por la Justicia, cuyos titulares son funcionarios del gobierno PRO: se trata de la Fundación Pericles, perteneciente al diputado del Parlasur Fabián "Pepín" Rodríguez Simón, uno de los más altos operadores judiciales de Mauricio Macri, quien utiliza esta organización como un club nocturno, y en donde realiza reuniones con funcionarios habitualmente.

Embed
Pericles

Pese a que en la AFIP figura como una Fundación destinada a "la defensa de la inclusión social y promoción de los valores", en el edificio, ubicado en la calle Bolivar al 400, se ubica un escondido bar, al cual se entra con contraseña, y que cuenta, según aseguran fuentes cercanas al PRO, "con una gran pista de baile en el centro, mesas de pool, cuadros, esculturas e imágenes de mujeres desnudas, y hasta un caño para bailes eróticos y reservados con espejos y cortinas".

Ahora será la Justicia quien decida si es pertinente investigar a esta Fundación y sus fuentes de financiamiento, para determinar cuál es su rol y su función dentro de esta estructura de ONGs con escasa actividad estatutaria que representan funcionarios del Gobierno.