El juez federal Ariel Lijo citó a declarar como testigos a 22 personas que aportaron dinero para la fundación SUMA, encabezada por Gabriela Michetti. La medida se da en el marco de la causa que investiga el origen de los 234.500 pesos y 50.000 dólares que le robaron a la vicepresidenta.

Michetti ofreció la semana pasada como testigos a quienes relató que habían sido esos aportantes. Ayer, Lijo decidió citar a 22 de ellos, según informó La Nación.

Entre los citados para declarar desde la semana que viene están el senador Federico Pinedo; el ministro de Modernización, Andrés Ibarra; el titular de Medios Públicos, Hernán Lombardi; el secretario de Obras Públicas, Daniel Chain; la Subsecretaria de Obra Pública Federal, Marina Klemensiewitz, y el embajador en Uruguay, Guillermo Montenegro.


Michetti había denunciado un robo en su casa el 22 de noviembre pasado, el mismo día que Macri y ella se impusieron en el balotaje. Ante el juez, la funcionaria informó que los dólares eran un préstamo de su pareja, Juan Toneli; y que los 189.500 pesos eran donaciones para su fundación.

La Justicia investiga los aportes que empresas con contratos con el gobierno de la Ciudad realizaron a la campaña presidencial de Mauricio Macri. El aporte directo de empresas a campañas políticas está prohibido por la ley de Financiamiento de los Partidos Políticos, que solo permite hacerlo a nombre de personas. Entre las firmas involucradas se encuentra Riva SA, Delta Marketing, Vialmani y Fontana Nicastro, entre otros.

Según un sondeo de Analogías el 55,3 por ciento de los encuestados no le cree a Michetti que el dinero haya estado declarado. Además, el 46 por ciento de los encuestados opina que la Fundación SUMA que dirige la vicepresidenta era usada para el financiamiento de la actividad política.