El gobierno bonaerense ya avisó que descontará los días de paro a los maestros e, incluso, les advirtió a los gremios que aplicará "sanciones severas". En esa línea, la Ciudad no se queda atrás y manó un equipo de auditores a las escuelas públicas porteñas para "controlar el presentismo" y elaborar así un listado de los docentes que no concurrieron a dar inicio del ciclo lectivo 2017.

El Ministerio de Modernización, a través de la Subsecretaría de Trabajo que comanda Ezequiel Jarvis, envió el viernes a todas las dependencias un pedido de voluntarios acompañado de un instructivo, al que accedió el sitio El País Digital, en el que se detalla de qué forma se llevará a cabo el relevamiento durante los dos días de la medida de fuerza.

instructivo Ciudad paro docente.jpeg

La decisión fue por pedido expreso del ministro del área, Andrés Freire, "para ayudar" a la ministra de Educación, Soledad Acuña, en la cruzada contra los maestros que se sumaron a la huelga del Frente Gremial Docente en reclamo de la reapertura de la paritaria nacional, que Mauricio Macri dio de baja este año.

Según el instructivo enviado, cada "auditor" debe acercarse a las escuelas con un sobre, una autorización, un acta de auditoría y un parte de presentismo. Si el colegio está cerrado, tiene que constatarlo con fotos y elaborar el acta, añadió el portal.

El relevamiento cubre a todo el personal y deben constar en las planillas los siguientes datos: nombre y apellido, cargo, días y horarios de trabajo, DNI, N° de ROL y observaciones.