El Gobierno porteño enviará este viernes a la Legislatura comunal un proyecto de ley que prevé la creación de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires, que dispondrá de unos 25.000 hombres dedicados a tareas operativas y cuyo jefe podría llegar a ser un civil.

Mientras tanto, este miércoles el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, lanzó oficialmente la nueva fuerza.

La nueva Fuerza, en el caso de que sea aprobada la iniciativa -se descuenta que así será antes de fines de año-, surgirá de la fusión de la Policía Federal traspasada a la órbita de la Ciudad y la Policía Metropolitana, creada por el actual presidente Mauricio Macri cuando era alcalde porteño.

El proyecto de Ley Integral de Seguridad Pública será sometido a debate en la Legislatura de la Capital Federal, donde el oficialismo porteño, el PRO, cuenta con 28 bancas propias y necesita 31 votos para avalar la propuesta impulsada por el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta.

Una vez aprobada la creación de la nueva Policía, que contará con personal civil a cargo de tareas administrativas, incluyendo planificación de gastos, distribución de recursos y sumarios
relacionados con asuntos internos, el propio Rodríguez Larreta designará al jefe de la Fuerza.


policía la ciudad patrullero.jpg

En este sentido, el alcalde se abstuvo este martes de brindar precisiones sobre el futuro de Guillermo Calviño, actual jefe de la traspasada Superintendencia de Seguridad Metropolitana, y de Horacio Giménez, líder de la Policía Metropolitana, tras la creación de la nueva Fuerza.

Rodríguez Larreta no desechó, de todos modos, la posibilidad de que sea un civil el jefe de la Policía de la Ciudad, que contaría con unos 25.000 hombres y entraría en acción a comienzos del año que viene, una vez que el proyecto se convierta en ley.

"No está definido el jefe, puede ser un policía o un civil", dijo el alcalde porteño, horas antes de anunciar formalmente el envió de la propuesta a la Legislatura en un acto previsto para este miércoles a las 10:15 en el Instituto Superior de Seguridad Pública (ISSP), en la avenida Santiago de Compostela 3801, en el barrio de Parque Avellaneda.

Allí, las autoridades de la Ciudad darían a conocer, además de aspectos técnicos de sobre puesta en funcionamiento de la nueva Fuerza, detalles acerca del escudo, del diseño de los patrulleros y de la indumentaria: los colores predominantes serían el negro, el turquesa y el granate.

En esta nota