Jorge Lanata publicó un editorial el sábado en Clarín contra el colectivo Ni Una Menos que fue repudiado por el sector feminista.

El periodista criticó a las organizadoras de las marchas del colectivo Ni Una Menos por haber pedido la libertad de Milagro Sala y otras consignas que enumeró, tales como "eliminación del IVA de la canasta familiar, legalización del aborto, ley de cupo laboral de las personas trans, apertura de paritarias sin techo, paridad no solo para las trabajadoras del Estado sino en todos los sectores para mujeres, lesbianas, travestis, bisexuales y trans", entre otras.

El conductor de Canal 13 y radio Mitre aseguró que ese hecho produjo un "cortocircuito" y que "un importante sector de las mujeres presentes expresó su disconformidad: 'se sentían “usadas'", sin aclarar qué sector ni nombrarlo.

Por el hecho, la periodista Luciana Peker, quien forma parte de ese colectivo, escribe para Página 12 sobre género, lo dejó expuesto a Lanata cuando ella trabajaba en el diario que dirigía: diario Crítica, que el mismo Lanata fundió y dejó a los trabajadores en la calle.

Peker reveló en primera persona su experiencia. Y contó que Lanata como director la censuraba y no la dejaba escribir notas de género en ese matutino.

Embed

En esta nota