Jorge Lanata escribió para Clarín una columna sobre los dichos del director general de la Aduana, Juan José Gómez Centurión, quien había negado la existencia de una plan sistemático para hacer desaparecer personas durante la última dictadura y que relativizó la cifra de las 30 mil víctimas del terrorismo de Estado.

Embed

El periodista salió a defender a Gómez Centurión y criticó a quienes pidieron su renuncia. "No comparto la opinión de Gómez Centurión, pero me siento obligado a defender su derecho a decirla. Duele leer 'No es lo mismo ocho mil verdades que veintidós mil mentiras', porque se advierte que fueron los propios organismos, al mantener una consigna no comprobable, quienes crearon la mitad de la oración", afirma.

"Me da tristeza que pueda decirlo, no que lo diga. Desde la trinchera de la superioridad moral surgieron de inmediato pedidos de renuncia. Por una opinión. Hace pocos días prohibieron en Venezuela hablar mal de Chávez; ¿es tan distinto?", expresó Lanata.


El periodista también criticó a Cristina Kirchner por una serie de tuits en los que aseguraba que los dichos de Gómez Centurión eran las ideas del Presidente.

"Quienes se suponen dueños de la superioridad moral no son quiénes para prohibirla y mucho menos para condenar a quienes se expresen. Por otro lado, los dueños de la moral ajena harían bien en, aunque sea una vez, mirarse a sí mismos: ¿Responderán ante la sociedad por el robo en los planes de viviendas? ¿Y por sus hijos favorecidos en la política? ¿Le darán la libertad a los chicos recuperados de llevar el apellido que ellos quieran? ¿Estarán dispuestos a escuchar?", afirmó Lanata.

En esta nota