"No comparto la resolución de CIDH y del juez de privilegiar a Milagro Sala con prisión preventiva en su mansión. Es una gran injusticia". Con ese tuit, el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, se expresó sobre la resolución del juez Gaston Mercau, uno de los que investiga las denuncias contra la dirigente social.

El fallo llegó fuera del plazo establecido por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y, así y todo, el mandatario jujeño fustigó la decisión judicial cuando el Estado está obligado a cumplir con la sentencia del tribunal internacional.

Embed

Embed

El domicilio que postea Morales es el correcto, pero el estado de esa casa actualmente es deplorable. Está destruido en su interior.

Embed

En esta nota