El Gobierno argentino omitió la feroz represión de Mariano Rajoy contra los votantes del referendum sobre Cataluña.

"La Argentina ha seguido con atención lo ocurrido en la Comunidad Autónoma de Cataluña durante el fin de semana", fue el comienzo de un escueto y polémico comunicado oficial.

Lo emitió la Cancillería Argentina, conducida por Jorge Faurie. Allí omite la violencia de las fuerzas policiales contra el pueblo catalán, que realizó esa consulta popular para su independencia.

LEER MÁS: Guardiola destrozó a Rajoy por la represión en Cataluña

Hubo casi mil heridos y cientos de detenidos en España. El segun y último párrafo del comunicado del Gobierno de Mauricio Macri afirma: "El gobierno argentino hace un llamado a intensificar el diálogo para la convivencia pacífica y la prosperidad compartida del pueblo español, en el marco de la legalidad constitucional de España".

Macri y Rajoy llevan una larga amistad, ambos lo han reconocido públicamente. Y en este caso eligió hacer la vista gorda ante la represión en el país europeo.