Varios medios de comunicación publicaron en las últimas horas una entrevista en video de del periodista freelance jujeño Arturo Maluco, en el que una militante de la Tupac Amaru declara: "Cristina robaba pero teníamos para comer, hoy tenemos que laburar". Si se aprecia, el video cuenta con varios recortes, tanto en la pregunta como en su respuesta, cuya frase "célebre" quedó por la mitad.

La frase se esparció por las redes sociales como una muestra de lo que representaría la militancia kirchnerista, acusada de no querer trabajar. La realidad es bien distinta.

Embed

El Destape Web consiguió una entrevista exclusiva con Graciela Lamas, la protagonista de ese fragmento, en la que aclara qué quiso decir y critica tanto al periodista por la "mala intención" como al gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, y el presidente Mauricio Macri.

¿De cuándo es el video que circula con tus declaraciones?

Ese video es de cuando Mauricio Macri vino a Volcán, que estaba en crisis por el alud, aunque sólo nos visitó por el comienzo del ciclo lectivo. Aquel día nadie podía transitar porque estaban valladas las calles y adentro de la escuela había pasado gente que no era del pueblo, sino militantes macristas de Purmamarca. Al resto, los dejaron afuera. La gente estaba realmente enojada. En mi familia somos siete personas y quedamos con todo dañado por el alud y no nos dieron nada. Así es como el periodista (Arturo Maluco) se topó con nosotros.

En el recorte se deja entrever que aquel “hoy tenemos que laburar” hace mención a que antes no lo hacían porque les daban dinero. ¿Es así?

Soy mamá -y se larga a llorar-. Nadie nunca me ayudó, ni me dio una mano, la única fue Milagro Sala, que me dio trabajo. Terminé mi secundario en el Instituto Germán Abdala gracias a ella. Nos exigía que estudiáramos y así me recibí a los 35 años. Además, fue la que me enseñó a ser una mujer fuerte, porque era maltratada, podría ser una menos hoy si no fuera por ella. Antes le pedía plata a mi marido, como solíamos hacer las mujeres siempre. Desde que la conocí, me mantengo sola.

Osea que los textuales que están circulando por los medio no son reales…

Yo jamás dije eso. Si ella habrá (sic) robado, no puedo asegurarlo, pero desde que la conozco no le vi maldades. Hay una realidad: desde que está encerrada, no tenemos trabajo. Antes trabajábamos ocho horas con las cooperativas, teníamos un sueldo. Ahora tenemos que estar veinte para hacer y vender humitas, tamales, porque el gobierno actual nos quitó el cooperativismo. Nos tenemos que levantar a las seis de la mañana y en ocasiones, quedarnos hasta bien entrada la noche para poder vivir. Además, la gente me conoce y saben que desde que tuve a mi hijo, siempre trabaje.

¿Qué opinión le merece la situación política que vive tanto la Argentina como tu provincia?

Por suerte, Milagro nos ha enseñado aun cuando el Estado te abandona, tenés que salir adelante. Si el gobernador Morales y Mauricio Macri tuvieron o tienen problemas con Milagro, no entiendo por qué se la agarran con la gente. Nosotros no tenemos nada que ver. Lo único que quiero decir es que no juegue con la dignidad de los pobres y, al periodista Maluco, que no sea mala persona porque vino con una supuesta bondad y le abrimos las puertas, en medio del alud.