Unión Tranviaria Automotor (UTA), llegaron a un acuerdo salarial con las empresas del sector del 21% en tres tramos. Ésto se suma a la suba del 15% que negociaron para el primer semestre del año, a principios de mayo.

El acuerdo fue anunciado el jueves por el titular de la UTA, Roberto Fernández, quien explicó será retroactiva a enero. El aumento será de manera no remunerativas, en tres etapas y que representarán, en forma escalonada, 8%, 7% y 6%.

Con este incremento, el sueldo básico de un transportista de corta distancia pasará de los actuales $ 21.000 a $ 25.410. El mismo incremento será sobre los adicionales incluidos en el convenio, como el caso de los viáticos, ahora excluidos de la carga del impuesto a las Ganancias.

Además, se incorporó la famosa cláusula "Gatillo", que prevee una actualización automática de los salarios si el incremento pierde en términos porcentuales con el IPC que releva el Indec.

Fernández, además, anticipó que desde la próxima semana intentarán replicar el mismo incremento en el caso de las negociaciones que involucran a los choferes de larga distancia y el personal de empresas de transporte urbano y suburbano del interior del país.