La Universidad Nacional de Avellaneda (UNDAV) declaró la emergencia presupuestaria y financiera debido debido a que los recursos económicos existentes a la fecha, resultan insuficientes para el sostenimiento de sus funciones esenciales hasta fin de año. "La realidad es que hoy si no pagáramos más gastos, solamente sueldos, llegamos hasta noviembre", advirtió el rector de la UNDAV, Jorge Calzoni.

"El Ministerio de Educación y Deportes no nos da una respuesta ante los reclamos y no hay compromiso fehaciente de resolverlos", señaló Calzoni en diálogo con El Destape. "Necesitamos unos 30 millones de pesos para cerrar bien el año. Este dinero lo deben desde principios de año y tiene que ver, entre otras cosas, con la escuela secundaria y con el mantenimiento de los programas como el FINES", agregó.


Ayer, el Consejo Superior de la UNDAV declaró por unanimidad la emergencia presupuestaria y financiera. Los Consejeros Superiores de los distintos Claustros (Docente, No Docente y Estudiantil) coincidieron en tomar esta determinación con el fin de preservar los puestos de trabajo y salvaguardar la educación pública y gratuita de acuerdo a lo estipulado en la Ley de Educación Superior que garantiza el pleno ejercicio del derecho a la educación superior.

En cuanto a las consecuencias que implica esta declaracón, Calzoni explicó: "En principio, suspendemos todo tipo de gastos, salvo lo que sea estrictamente necesario. Todos los viáticos los estamos parando. Queremos poner en alerta a la comundiad universitaria de que estamos en problemas de acá a fin de año". La medida, aclaró Calzoni, "no afecta en el cursado de las materias".

"Tenemos el compromiso de resolverlo por parte de las autoridades nacionales, pero la plata no aparece. Ante eso, no puedo esperar a diciembre si no puedo pagar sueldos ni gastos", cerró el rector.

En esta nota